Enfrentarse a una entrevista de trabajo siempre es estresante: ¿Estaré preparado? ¿Tendré las capacidades que están buscando?¿Responderé al perfil que quieren contratar? Estas dudas son normales, pero bien es cierto que podemos prepararnos para superar la entrevista con éxito.

En Grupo Noa’s, como en muchas empresas, los responsables de Recursos Humanos realizan Consultoría de selección de Personal, se valoran dos conceptos fudamentales: las hard skills y las soft skills

            Las hard skills o habilidades duras, son las que se refieren a los conocimientos reglados, estudios, experiencia. Estas habilidades se valoran por igual para todas las personas. Estas destrezas se consiguen con la formación y la perseverancia.

            Sin embargo, las soft skills o habilidades blandas, son más difíciles de cuantificar y valorar, puesto que se refieren a las cualidades más humanas del candidato o candidata.

            Entre las habilidades personales más demandas se suele hacer un catálogo de 10 que definen el carácter y actitud ante el trabajo y la vida. El compilador de curriculums on line Zety, realiza su propia lista de las soft skills más valoradas:

  1. Lealtad
  2. Integridad
  3. Sinceridad
  4. Adaptabilidad
  5. Persistencia
  6. Amabilidad
  7. Paciencia
  8. Inteligencia emocional
  9. Tolerancia
  10. Apertura de miras

Sin embargo, en Grupo Noa’s y, atendiendo a los profundos cambios vividos en  nuestra sociedad en el último año, creemos imprescindible añadir a la lista algunos concepto más. Son cuestiones que tienen mucho que ver con los nuevos modelos de trabajo y la nueva concepción de la gestión empresarial.

Estas nuevas soft skills son:

Primera.- Resiliencia. Sin lugar a dudas, la covid-19 no solo ha hecho aflorar nuestras capacidades de superación de problemas, sino que ha puesto de manifiesto la necesidad de que en las plantillas, las personas cuenten con esa habilidad para afrontar los retos que se puedan plantear.

 

Segunda.- Gestión del tiempo. La nueva era laboral ha impuesto también conceptos como el teletrabajo que nos obligan a compatibilizar, muchas veces, trabajo y vida privada. Con lo cual, saber sacar el máximo provecho al tiempo esté donde esté nuestro lugar de trabajo, es uno de los grandes valores de este momento.

 

Tercera.- Capacidad de liderazgo. Precisamente, en un entorno de cambios (VUCA), ser capaces de mantener cohesionado al personal y saber sacar el mejor potencial de cada uno, es una de las cualidades más reconocidas para los puestos directivos.

 

Cuarta.- Trabajo en equipo. Esta habilidad es casi una consecuencia de todas las anteriores. Si queremos triunfar en un entorno cambiante, donde las personas pueden teletrabajar y avanzar sin apenas contacto personal, debemos tener una fortaleza especial para saber delegar en compañeros y confiar en ellos para sacar los proyectos adelante.

Quinta.- Comunicación y persuasión. La virtualidad se está afianzando en nuestras vidas. Videoconferencias, seminarios e incluso la relación con los clientes es cada vez más digital y a distancia. Esto supone que debemos potenciar al máximo nuestra capacidad de transmitir ideas, conceptos, órdenes, valores o simplemente, vender nuestros productos.

 

            Como ves, hay muchas aptitudes innatas que pueden declinar la balanza a tu favor en una entrevista de trabajo. Para descubrirlas, el entrevistador incluso puede ponerte a prueba con preguntas extrañas, pero siempre van orientadas a encontrar al mejor candidato o candidata.