La grave crisis económica que ha vivido España en los últimos años ha provocado una gran pérdida de puestos de trabajo, la reducción de los salarios y también, aunque de forma menos visible, la proliferación de irregularidades en la contratación como, por ejemplo, trabajar sin contrato.

Muchas veces, y para poder ingresar algo de dinero, el trabajador se ve ante la tesitura de aceptar o no un trabajo en negro. Si este es tu caso, seguro que te has preguntado: ¿qué pasa si trabajo sin contrato? ¿Se puede? ¿Existen multas por trabajar sin contrato?  

Desde Grupo Noa’s, como empresa de trabajo temporal, queremos dejar claro que trabajar sin contrato laboral tiene grandes desventajas, tanto para el empresario como para el trabajador, ya que ambos se enfrentan a posibles multas y sanciones por parte de la inspección de trabajo. A continuación te explicamos los inconvenientes que puede causarte trabajar sin contrato.  

¿Qué pasa si trabajo sin contrato?

Aunque a priori pueda parecer que trabajar sin contrato tiene ventajas ya que te ahorras el pago del IRPF, llega más dinero a tu cuenta a final de mes y no debes presentar la declaración de la renta, a largo plazo es mucho peor.

Por eso, si estás trabajando sin contrato, sin alta en la Seguridad Social o estás pensando en aceptar un puesto de trabajo y cobrar en negro, debes saber a qué te enfrentas:

1. Fraude a la Seguridad Social. Es un delito recogido en el Código Penal y castigado con la pena de seis meses a tres años de cárcel.

2. Prestación por desempleo. Al trabajar sin contrato no generas el derecho a cobrar el paro ni tampoco a otro tipo de prestaciones, como podría ser la pensión de jubilación. Y si estás percibiendo prestación de desempleo y al mismo tiempo con un trabajo en B perderías dicha prestación.

3. Indemnización por despido. En caso de despido, no podrás optar a la indemnización y deberías ir a juicio para demostrar tu relación laboral con dicha empresa.

4. Reclamar tu salario. Si el empresario dejara de pagar los salarios pactados sería muy complicado que pudieras reclamar el pago de ese dinero.

5. Accidente laboral o enfermedad común. Si se diera el caso de que sufrieras un accidente laboral o enfermedad, no tendrías derecho a recibir una indemnización ni el sueldo correspondiente a los días que dure la baja. Al igual que en el punto número 2, deberías presentar una demanda judicial para reclamar esos pagos.

Por todos estos motivos, es mejor trabajar siempre con un contrato garantizado, bien sea indefinido o con alguno de los diferentes tipos de contratos temporales que existen, ya que es la única forma de asegurar tu cotización en la Seguridad Social y de percibir las prestaciones e indemnizaciones que te corresponden por derecho.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA DEJAR DE TRABAJAR SIN CONTRATO LABORAL?

Lo primero que deberías hacer es ponerte en manos de abogados especializados en temas laborales para que te asesoren sobre qué acciones llevar a cabo. Por ejemplo, existe la posibilidad de denunciar a la empresa ante la inspección de trabajo. Eso sí, para ello es necesario reunir todas las pruebas posibles antes para acreditar que se ha mantenido una relación laboral.

Por regla general, quien más tiene que perder es el empresario ya que se enfrente a duras multas si tiene a una persona trabajando sin contrato laboral o cobrando parte del salario en negro. En el caso de que la inspección de trabajo demuestre cualquiera de estas dos circunstancias, el trabajador pasará a estar contratado a tiempo completo y de forma indefinida.

Sabemos que en muchas ocasiones la aceptación de este tipo de trabajos sin contrato se producen por pura necesidad pero está en la mano de todos nosotros acabar con esta práctica ilegal y que, a la larga, sólo trae problemas para los empleados. Busca aquellas ofertas de empleo que ofrezcan garantías de contratos laborales porque además de ser un derecho, ¡es algo que mereces!