Dos décadas después de comenzar este nuevo siglo en el que vivimos y parece increíble que todavía tengamos que hablar de la lucha por la igualdad de derechos: pero es así. Sin embargo no podemos ser pesimistas. Se han dado grandes pasos para mejorar la igualdad entre mujeres y hombres en nuestra sociedad y, especialmente en el ámbito empresarial.

Legislación vigente

La legislación actual ha dado un gran impulso al progreso hacia una sociedad paritaria donde el sesgo de género sea erradicado. La Ley orgánica 3/2007, de 22 de marzo para la igualdad efectiva de mujeres y hombres puso los cimientos que construyen el camino hacia la igualdad. El Real Decreto-Ley 6/2019, del 7 de marzo, acota la obligación de las empresas de promover planes de igualdad internos, el Real Decreto 901/2020, de 13 de octubre, que da a conocer la regulación de los planes de igualdad y su registro y el Real Decreto 902/2020, de 13 de octubre ha ajustado más la transparencia en la igualdad retributiva.

Precisamente, son muchas las empresas que en estos momentos están pensando si deben o no implantar su plan de igualdad. Para sacarlas de dudas la respuesta es .

VENTAJAS DE PONER EN MARCHA UN PLAN DE IGUALDAD

Poner en marcha un Plan de Igualdad en la empresa significa grandes mejoras en el funcionamiento de la compañía y, además, significa acatar el cumplimiento de la legalidad vigente.

1.- Cumplir con la legislación vigente. Como ya hemos señalado, desde hace tres años, las empresas de más de 50 empleados/as deben contar con su Plan de Igualdad. El próximo 7 de marzo de 2022 es la última de las fases de la obligatoriedad y en esa fecha todas las compañías de entre 50 y 99 trabajadores/as deberán tener su plan en marcha o enfrentarse a las sanciones que recoge la ley.

2.- Prioridad de adjudicación de contratos públicos y subvenciones. Las empresas que cuenten con un Plan de Igualdad en marcha y visado, obtendrán beneficios a la hora de presentarse a concursos públicos o asistir a la convocatoria de subvenciones autonómicas, nacionales y europeas.

3.- Mejora del clima laboral. Las políticas de igualdad favorecen la desaparición de la sensación de menosprecio en muchas plantillas. Talentos no reconocidos por motivo de género, desigualdades que fraguan rencillas son muchas veces escollos en las empresas. El reconocimiento de todos los empleados/as en igualdad, evita la conflictividad.

4.- Aumento de la productividad. Casi es un efecto de la ventaja anterior. Cuando todos los trabajadores/as se sienten reconocidos dentro de la empresa mejoran el trabajo en equipo y se convierten en más productivos. Sobre todo cuando los salarios son justos y reconocidos. Una empresa donde no existen las desigualdades es más fácil de gestionar productivamente hablando y ser así más competitiva.

5.- Mejora de la imagen corporativa. Ni que decir tiene que en nuestra sociedad, las empresas, instituciones y entidades que no cumplen con la igualdad se llevan una connotación negativa en su imagen pública. E igual sucede al revés. La Opinión Pública reconoce a aquellas empresas e instituciones que impulsan, ejercen y promueven la igualdad.

En Grupo Noa’s somos especialistas en la redacción, estudio y confección de los planes de igualdad, así como en la implantación de los mismos y la formación de las plantillas. Llámanos y te informaremos de la mejor solución para que tu empresa saque el máximo partido a la Igualdad.