Los departamentos de Recursos Humanos se baten el cobre para implantar la cultura de empresa en sus compañías y convencer a los incrédulos de su importancia. Pero, ¿por qué lo hacen? ¿Qué es la cultura de empresa y qué beneficios tiene para las organizaciones?

            Se conoce comúnmente como cultura de empresa al conjunto de normas, valores, creencias, filosofía, ideología, formas de actuar, pensar y sentir que comparten los miembros de una organización.

            Muchos tienen la tentación de pensar que creando un documento donde se explique punto por punto cada uno de los anteriores ítems, vamos a conseguir esa cultura empresarial. ¡Nada más lejos!

            La verdadera cultura de empresa no es la que se escribe en un memorándum, sino la que los miembros de la plantilla interiorizan y muestran, tanto en su trabajo con los compañeros y compañeras o exteriormente, a clientes, partners y proveedores.

            Por lo tanto, la verdadera e imprescindible labor de los líderes es conseguir que la cultura de empresa se impregne en toda la compañía y en las personas que la componen.

¿Por qué es tan importante la cultura de empresa?

            Muy sencillo. En un mundo globalizado donde se hace de todo en cualquier lugar del planeta y donde los servicios y productos son, muchas veces equiparables, la diferencia puede ser contar con una cultura de empresa “excelente” o, si me apuran, “excepcional”.

            Ahora que es trending topic lo ECO, tener una cultura de empresa que prime el respeto por el entorno, puede inclinar la balanza del cliente de su compra en una empresa u otra.

            ¿Comprarías más convencido un producto si supieses que la empresa que lo fabrica cree en el residuo cero?

            Si hablamos del respeto por los derechos humanos, aquellas compañías que utilicen métodos o recursos cuestionablemente éticos, pueden ver mermada su competitividad.

            ¿Trabajarías con una empresa que deslocaliza ciertos procesos en países del tercer mundo con sueldos ridículos?

            O por ejemplo, si en nuestra empresa queremos conseguir la excelencia y atraer a los grandes talentos de nuestro sector para trabajar con nosotros, contar con una cultura de empresa amable (friendly) con los empleados y las empleadas va a servir para captar o retener el talento.

            ¿Preferirías trabajar en una empresa donde te permiten la desconexión digital fuera del horario laboral o en una que el jefe te manda whatsapps a la hora de la cena?

            Así pues, no debemos subestimar la importancia de la cultura de empresa en nuestra compañía.

            En Grupo Noa’s, desde nuestra consultoría de bienestar organizacional, ayudamos a las compañías a implantar sistemas de definición y gestión de la cultura de empresa. La principal razón es que, para nosotros, esos valores, esas creencias y esas actitudes pueden significar cosas tan positivas para la empresa como:

Mayor cohesión del equipo

Diferenciación de los competidores

Motivación de los empleados y empleadas

Aumento de la productividad

Atracción del talento