Si desde hace ya unos años, las entrevistas de trabajo por videoconferencia se empezaban a realizar para puestos en otras ciudades o países, con el estallido de la crisis sanitaria por Covid-19 ha potenciado su uso.

Las entrevistas de trabajo por videconferencia son ya una realidad diaria y no siempre es fácil enfrentarse a una cámara con soltura ante un reclutador. Por eso, desde Grupo Noa’s somos expertos en selección de personal y queremos darte algunos consejos para preparar con antelación esa entrevista que puede significar tu oportunidad laboral. Puede que la videoentrevista de trabajo no signifique tu selección y aún debas pasar otro encuentro presencial, pero este filtro lo puedes superar con algunos consejos prácticos.

Si tuviéramos que sintetizar la receta de cómo preparar esa videoentrevista diríamos que es la suma de la preparación de una entrevista presencial, más una buena dosis de condicionantes técnicos y una pizca “video star”. Pero no te asustes porque te lo desgranamos paso a paso.

En primer lugar:

 Prepara la entrevista como si fuera presencial. Infórmate sobre la empresa y el puesto de trabajo al que optas. Es importante conocerlo para responder de la manera más adecuada a las preguntas del seleccionador/a.

Repasa tu curriculum para que no se te olvide ningún detalle importante para el empleo que deseas obtener. Recuerda poner más énfasis en las cualidades que se solicitaban para el puesto de trabajo y muestra profesionalidad en tu campo.

En segundo lugar:

Cuida los detalles y no dejes nada a la interpretación. Elije un vestuario correcto que dé una buena impresión de tí. Que la entrevista la hagas desde casa, no significa que puedas salir en chandal. Cuida tu imagen, péinate, aféitate, maquíllate, en definitiva, ofrece tu mejor cara.

Igualmente, cuida del escenario que se va a ver en la cámara. Procura elegir un espacio neutro, sin elementos que afeen la imagen o den una impresión equivocada de tí. Por supuesto, muestra orden. Si de fondo tienes una habitación desordenada, eso es lo que transmitirás de tu personalidad.

Procura que en el momento de la entrevista no haya otras distracciones: ni la televisión puesta, ni música de fondo, ni otros miembros de la familia dando vueltas a tu alrededor. Y, por supuesto, deja a un lado el móvil y no respondas mensajes ni llamadas durante la entrevista.
Además, si tienes la posibilidad, graba la entrevista para poder visionarla luego y corregir fallos para futuras videoentrevistas.

En tercer lugar:

 El entorno digital. Comprueba la conectividad a internet para que no se corte la conexión, ilumina bien la estancia donde vas a realizar la entrevista, busca un buen encuadre de cámara (mejor un plano medio). Haz una prueba con algún conocido para asegurarte de que todo se ve y se escucha correctamente.

Además, recuerda que, en muchas ocasiones, la conexión digital hace que haya un retraso en el sonido (delay). Con lo cual, lo mejor será que respetes rigurosamente los turnos de palabra dejando un segundo de vacío para contestar. Así te asegurarás de que tu interlocutor/a te escucha completamente.

Para finalizar, estos consejos recordarte que debes ser puntual, como lo serías en una entrevista presencial y actúa con empatía con tu entrevistador/a: mírale a los ojos, responde con sinceridad y gánate su confianza.

 

¡Demuestra lo que vales, también frente a la cámara y consigue el empleo!