¿Cuántas veces nos ha sucedido que observando una deficiencia en nuestro modo de trabajar, no nos hemos atrevido a contárselo al jefe para que ponga remedio? ¿En cuántas ocasiones hemos tenido una idea para mejorar la productividad de la empresa, pero nos ha dado miedo contarla a la dirección por si fallábamos o simplemente porque no nos hemos sentido con confianza para hacerlo?

            Si la respuesta a estas preguntas ha sido positiva, es decir, os ha pasado alguna vez, es porque no teníais lo que se denomina en el entorno de la empresa “Seguridad psicológica”.

            La Seguridad Psicológica es la cultura que se implanta en el ambiente de trabajo y que ofrece a los miembros que participan de él, de la garantía de sentirse libres para participar, actuar, opinar, proponer sus ideas y opiniones de manera transparente y sincera. Sin temor a represalias o a menosprecios.

¿Por qué es importante la Seguridad Psicológica?

            Vivimos en un momento complicado donde los cambios, bien sean sociales, tecnológicos, de gestión o simplemente sanitarios, cambian nuestro panorama de trabajo, los mercados en los que nos movemos o la viabilidad de los proyectos en los que trabajemos. Eso significa que los equipos deben ser muy proactivos y resilientes al cambio. Detectar oportunidades o amenazas a nuestra empresa es vital para nuestra actividad. Por tanto, que todos los miembros del equipo se sientan libres de aportar ideas, percibir amenazas o debilidades, puede significar que tengamos más éxito en nuestra empresa o incluso, llevado al extremo, nuestra supervivencia. Es momento de cambio.

Amy C. Edmonson, fue la primera persona en definir este concepto de seguridad psicológica en el trabajo. Sus planteamientos y una guía de cómo abordar la potenciación de esta nueva cultura de empresa, se recoge en su libro The Fearless Organization: Creating Psychological Safety in the Workplace for Learning, Innovation and Growth. Además, Google también ha desarrollado su propio proyecto de investigación sobre la productividad de los equipos. El Proyecto Aristóteles descubre que, entre las condiciones que mejoran el trabajo en equipo, la seguridad psicológica es fundamental.

            Implantar la cultura de la transparencia, la seguridad y la participación en la empresa significa actualmente, cambiar muchos conceptos heredados y poner en práctica nuevas formas de gestión. En Grupo Noa’s, desde nuestra área de Consultoría, somos expertos en desarrollo y bienestar organizacional y podemos ayudarte a implementar estos cambios en tu compañía.

            Si de verdad estás dispuesto a crear un clima de seguridad psicológica en tu empresa, hay algunas cuestiones que deberás asumir:

 

  • Impulsar un liderazgo abierto y valiente, que no tema en poner en marcha nuevas iniciativas e ideas.
  • Debes ser capaz de trasladar a todos los miembros del equipo la seguridad de que el entorno de trabajo es también un espacio de aprendizaje, de equivocación y de superación
  • Potenciar un vínculo emocional del equipo. Que cada miembro se sienta importante y fundamental. Hay que dar valor a cada talento.
  • Poner en marcha herramientas que permitan que toda la organización asuma el papel de continuo aprendizaje.
  • Y, por supuesto, saber gestionar tus propios miedos e inseguridades. Primero, para que no te coarte y, segundo, para que los demás no lo mimeticen.