En la actualidad, disponemos de muchos canales a través de los cuales ampliar nuestra red de contactos tanto a nivel personal como laboral. Entre ellos, las redes sociales representan uno de los mayores focos de desarrollo de estas relaciones sociales, permitiendo conocer a usuarios/as con tus mismas características e intereses. Los reclutadores/as de personal saben bien esta circunstancia y utilizan las redes sociales y en especial Linkedin, para pre-seleccionar y conocer a los candidatos/as.

Con este escenario, no es nada extraño que un trabajador/a reciba una oferta de empleo mientras está desarrollando ya un puesto en otra empresa. Si estás pasando por esta situación, no lo consideres un problema o un conflicto, sino abórdalo como una oportunidad. Piensa que la decisión final va a ser tuya y, aunque algunas veces tomarla no sea fácil, el hecho de poder elegir ya es algo positivo para ti y para reforzar tu profesionalidad y valía.

            En Grupo Noa’s, como expertos en selección de personal, queremos ayudarte a tomar la mejor decisión y, por eso, te apuntamos a

Evalúa detenidamente ambas opciones, pero ponte plazo

Elegir si cambiarte o no de trabajo es una decisión muy importante, por lo que no debes aceptar o denegar la oferta “en caliente” sino meditar bien tu decisión. Pero, también es cierto que no deberías excederte de un determinado tiempo para decidirte: tres días es un plazo razonable para tantear las opciones y decantarse por una u otra. Ponerte plazo te evitará estrés y hará que te centres en sopesar la mejor opción.

 Ten visión a largo plazo

Tomar decisiones pensando sólo en lo inmediato, no es lo mejor para tí. De la misma manera que tampoco lo es basarte en opiniones de otras personas, puesto que nadie va a conocer mejor que tú las oportunidades y amenazas que puede conllevar la toma de la decisión. Esto no quiere decir que no consultes con tus familiares y amigos la situación en la que te encuentras (puesto que puede ser útil para valorar otros puntos de vista), pero recuerda, la responsabilidad de la decisión debe recaer únicamente en ti.

Tu proyección personal, tus aspiraciones en tu carrera profesional, o incluso, si has de hacer un cambio de domicilio o modo de vida, es algo que valorar para el futuro

Hazte un listado de pros y contras

Una de las mejores herramientas a la hora de tomar la decisión correcta es elaborar un listado con las ventajas e inconvenientes que ofrecen ambos trabajos. Para ello, es importante que averigües bien todos los condicionantes de la nueva oferta:

  • Tipo de contrato y duración
  • Salario (por supuesto)
  • Sector: si el sector en el que se desenvuelve la nueva oferta es de tu interés y coincide con tus competencias
  • Condiciones de mejora no salarial (seguros médicos, guardería para los peques, manutención, vehículo de empresa, etc)
  • Proyección profesional, posibilidades de ascenso y promoción.
  • Formación y mejora de tus habilidades
  • Cultura de empresa: si la empresa en la que estás o a la que podrías ir tiene una buena filosofía de trabajo, gestión del desempeño de sus trabajadores/as o si tienen programas de reconocimiento del talento.

Y si al recibir una oferta de trabajo se ha despertado tu interés por cambiar de empleo y quieres buscar una nueva oportunidad para crecer laboralmente, te dejamos algunos consejos para utilizar las redes sociales para conseguirlo y también, puedes unirte a nuestras bases de datos para entrar en nuestros procesos de selección de nuevos perfiles profesionales.