Aunque no sea lo habitual dada la crisis económica y las grandes tasas de paro por las que atraviesa nuestro país, lo cierto es que muchas bajas definitivas en los puestos de trabajo en las empresas se deben a una cuestión de abandono laboral. Éste hace referencia a un acto voluntario por parte del trabajador/a por el cual, el contrato con su empresa se da por finalizado.

Causas del abandono laboral

La baja voluntaria del puesto de trabajo suele darse en la mayoría de los casos, en los puestos laborales más elevados y con más responsabilidad. En cierta medida, podría decirse que “se van los/as mejores” o al menos lo más cualificados/as

El motivo más común de abandono laboral se vincula al hecho de ocupar un puesto de trabajo con escasas posibilidades de crecimiento a nivel profesional. Es decir, no tener expectativas acarrea una desafección importante por el cargo.

Otra de las razones se relaciona con el hecho de que los empleados/as no se sientan valorados por su empresa. Se ha demostrado que los trabajadores/a que sí se sienten valorados alcanzan mayores porcentajes de productividad y demuestran un mayor compromiso con su compañía. Por tanto, si la empresa no presta suficiente atención a su equipo, puede provocar la salida de los mejores perfiles.

Además, también tiene mucho que ver la capacidad de los jefes/as por liderar de forma adecuada la plantilla, pues no contar con un buen liderazgo impide que el equipo desarrolle su máximo potencial y se sientan parte del éxito empresarial.

También el hecho de que los trabajos desarrollados por los empleados/as sean demasiado anodinos y repetitivos, puede llevar al hastío y abandono del empleo. Todas las personas necesitamos tener algún tipo de aliciente, una superación constante y un sano interés por probar nuevos retos.

Por último, otra de las razones que más suele pesar a la hora de que un trabajador/a abandone su empresa es la de percibir compensaciones salariales insuficientes. De hecho, este motivo se vincula al del necesario reconocimiento que toda persona desea recibir por su labor. Cuando éste no llega de ningún modo, los trabajadores/as prefieren optar por cambiar de empresa a la búsqueda de un entorno laboral más humano y comprometido con su equipo.

 Soluciones contra el abandono laboral

Si crees que en tu empresa se dan alguna de estas situaciones, desde Grupo Noa’s, como expertos en bienestar organizacional, te recomendamos poner medidas que eviten el abandono laboral. Entre las más destacables te anotamos algunas:

  1. Diseñar las rutinas de trabajo para que los empleados/as disfruten de su jornada laboral y motivar a la plantilla. Para lograrlo, los directivos/as deben conocer a sus trabajadores/as para conocer sus características más humanas, algo que, normalmente, no se da en las empresas.
  2. Aprovechar las fortalezas de los empleados/as. Los jefes/as deben saber aprovechar las fortalezas de sus empleados/as, posibilitando que estos puedan compartir su conocimiento con otros compañeros/as. Aquí entra en juego una correcta gestión del desempeño.
  3. Hacer posible una verdadera conciliación familiar y laboral, adaptando los puestos de trabajo a las circunstancias personales de los empleados/as.