Realizar una reforma integral de tu vivienda o de tu empresa, siempre es una decisión importante. Primero, porque requiere de un presupuesto normalmente elevado. Segundo, porque va a tener inutilizado nuestro hogar o nuestro negocio, mientras duren las obras y, tercero, porque devolver la vivienda o nuestra empresa a un estado de perfecto uso, limpio y acogedor, nos supondrá un ingente esfuerzo en limpieza.

           Cambiar el suelo, las ventanas, reformar el baño o la cocina, pintar, pulir, instalar armarios o lacar puertas, son algunas de las tareas que seguro se acometerán en la obra. Todas ellas suponen la generación de polvo, virutas, escombros y desperdicios que acaban adhiriéndose a todas las superficies.

          Si tu objetivo es hacer la limpieza por tí mismo: ¡ánimo! Te damos tres consejos primordiales:

Establecer un plan de trabajo que vaya haciendo desaparecer la suciedad. Primero la más profunda y después la más superficial. Seguramente, todo el trabajo te llevará días y hay que tener cuidado y paciencia, pues si lo hacemos sin orden, los propios restos de materiales podrían dañar las superficies renovadas.
Escoger los productos especializados. Eliminar, por ejemplo, los restos de yeso o cemento requieren de limpiadores específicos que se pueden encontrar en las droguerías, pero hay que saber utilizarlos para no dañar los suelos o que elementos de madera o cerámicos, no se vean estropeados por algún productos excesivamente corrosivo.
Ayúdate de maquinaria. Podemos utilizar las herramientas que tenemos en casa habitualmente o bien , conseguir tecnología industrial de limpieza que también se puede alquilar, como aspiradores industriales, hidrolimpiadoras, abrillantadoras, pulidoras, etc. En todo caso, es necesario que conozcas bien su uso para que el resultado sea el optimo y, como te hemos comentado anteriormente, no se estropeen las nuevas superficies.

Sin embargo, nuestro consejo y, sin duda la mejor opción, es que en tu presupuesto de reforma incluyas también una partida presupuestaria para la limpieza y contratar una empresa externa como Noa’s Cleaning.

          A la larga, el ahorro será muy importante, por tres razones:

1. Tiempo: Un equipo profesional de limpieza dejará tu casa o tu negocio impecable de una manera rápida y eficaz y seguro que en menos de la mitad de tiempo que tú utilizarías.

2. Dinero: Los profesionales de la limpieza saben qué productos utilizar para cada superficie y cómo usar la maquinaria de limpieza industrial, de manera que nada se dañe y todo quede como los chorros del oro.
3. Tranquilidad: Emprender un trabajo costoso y del que depende nuestra comodidad, como una mudanza con fecha pre-fijada o la necesidad de abrir un negocio, es muy estresante, además de agotador. Pero si se lo encargas a los profesionales, el resultado será muy bueno y con un plazo de tiempo establecido.         

         En Grupo Noa’s, desde nuestra división de limpieza Noa’s Cleaning, somos especialistas en limpieza integral de empresa, industrias, comercios y también viviendas. Estamos especializados en limpieza de obras con la máxima garantía de calidad en el servicio, con plazos de ejecución establecidos y con resultados garantizados.

         Además, ahora, hemos extendido nuestra oferta de servicios de limpieza también en otras necesidades de nuestros clientes como la limpieza general de segundas residencias antes de regresar a ellas en vacaciones, o la limpieza de apartamentos o pisos de alquiler, al cambiar de inquilinos.

Porque nuestra filosofía es que nosotros nos ocuparemos de limpiarlo todo y que nuestros clientes se dediquen a su negocio y a su vida.