La Experiencia del Empleado” o “Employee Experience” se define como el conjunto de vivencias de un trabajador/a con su empresa, desde el inicio de su relación con ella hasta la finalización de su vinculación laboral. Dependiendo de cómo sean esas interacciones empresa-empleado/a se determinará el grao de satisfacción o descontento con su vida laboral y con la empresa y, por tanto con su efectividad, productividad y percepción de la propia empresa.

            Por tanto, cuidar de la Experiencia Empleado es una ventaja competitiva para las compañías que necesitan y valoran el talento de sus plantillas. Pero además, mejorar la percepción de su trabajo que tienen las personas, supone un avance importante en el bienestar personal. Todo ello sin olvidar que, en la actual era de la comunicación, un/a empleado/a satisfecho es un altavoz importante para la reputación de la empresa.

¿Cuál es tu empleo ideal?

 

           Muchas personas se plantean esta pregunta a lo largo de sus vidas profesionales, pero no siempre, el trabajo que encuentran responde a esta cuestión. Si todos y todas pudiéramos encontrar una empresa donde se reconociera nuestro talento, se cuidara de nuestro bienestar personal, se nos tratara con sensibilidad siendo flexibles en nuestras necesidades, seguramente nuestra vida sería más feliz y las empresas obtendrían más beneficios productivos.

Por eso, una de las tendencias más innovadoras dentro del ámbito de los Recursos Humanos es establecer las pautas para mejorar la Experiencia Empleado en nuestra empresa. Aunque realmente cabe destacar que para conseguir mejorar esta experiencia, no solo se debe implicar el departamento de RRHH, sino también el resto de la organización, puesto que las dinámicas laborales son cosa de todos: un buen líder, una buena comunicación y un buen clima laboral, entre otros.

También es cierto que cada persona valoraremos más o menos las situaciones y relaciones con la empresa y por tanto, esa “Experiencia Empleado” debe impulsarse de una manera casi a la carta. Para descubrir un poco más de qué es lo más valorado por cada empleado/a, se han realizado estudios que aportan datos reveladores sobre la incidencia de algunos temas y cómo varían según la edad del trabajador, el sexo, la situación familiar o el nivel de estudios.

Para mejorar la Experiencia Empleado en la empresa es necesario definir el denominado Employee Journey, es decir: trazar el itinerario de una persona en su relación laboral con la empresa, desde que busca la primera información porque pretende enviar un currículum o tiene su primera entrevista de trabajo, hasta que decide abandonar la empresa y, todo ello, pasando por toda su vida laboral.

Ya con el itinerario definido, habrá que establecer protocolos de gestión de personal que incrementen su satisfacción como empleado/a, trabajando la comunicación, la seguridad y estabilidad laboral, el reconocimiento de su talento, el clima laboral, la formación, un salario justo o la conciliación familiar y laboral.

En Grupo Noa’s somos expertos en Recursos Humanos y Desarrollo Organizacional estamos especializados en ayudar a las empresa a establecer medida de gestión de personal que mejoren su rendimiento y eleven la satisfacción de los trabajadores. Por eso, si quieres iniciar una política de gestión de Experiencia Empleado en tu negocio, solo contáctanos y te ayudaremos a implantar esta nueva tendencia en tu compañía.