Los tiempos en los que una persona empezaba y acababa su vida profesional en una misma empresa han quedado muy atrás. Actualmente, las exigencias del mercado laboral, los vaivenes de la economía y la empresa y también la inquietud personal por mejorar el estatus profesional, hacen que, a lo largo de la vida, cambiemos en diversas ocasiones de empleo, e incluso, de sector profesional.

Nuestro primer consejo es que, cuando decidas cambiar de empleo seas consecuente con todo lo que eso significa. Ten en cuenta que, si cambias demasiado habitualmente de trabajo, los reclutadores pueden pensar que eres una persona inestable o que no tienes capacidad de compromiso. Por este motivo, te marcamos un itinerario a través del cual, puede tomar la decisión correcta para ti.

Paso 1: ¿Cuál es tu objetivo?

Te aconsejamos que pienses si lo que quieres es un cambio de aires, de compañeros, ganar más sueldo o deseas crecer y promocionar tu carrera profesional. Esto te ayudará a decidir si simplemente quieres cambiar de empresa o también buscas un cambio de sector, lo cual, conlleva emprender un camino diferente.

Paso 2: Reflexiona sobre el cambio

Los cambios nunca son fáciles al inicio. Primero, debes encontrar el puesto de trabajo que cumpla tus aspiraciones. Segundo, te incorporas a un nuevo equipo con dinámica diferentes y es costoso engranar de nuevo tu actividad.
Además, si tu decisión es cambiar también de sector, probablemente deberás formarte en este nuevo ámbito. Por tanto, la falta de experiencia la deberás suplir con formación.

Paso 3: Estudia el sector al que deseas acceder

Averigua como son los sectores profesionales y sus profesiones que más te motiven o a los que quieras acceder. Investiga sobre cuáles son las tareas, la formación que se exige y las empresas del sector al que quieres pujar.
Identifica los puestos de trabajo potenciales a los que podrías proponerte. Trata de saber cuáles son las expectativas económicas que puedes encontrar allí y si satisfacen tus deseos de cambio. Piensa en el tipo de trabajor/a que buscan ahora las empresas.

Paso 4: Analiza tur perfil

Evalúa tus capacidades. Casi como hacerte un análisis DAFO para detectar tus puntos fuertes y débiles y mejorar estos últimos antes de iniciar el cambio. Elabora una tabla con las aptitudes, experiencia, conocimientos y requisitos especiales que puede tener tu nuevo puesto y valora si las cumples o has de prepararte más.

Paso 5: Cierra correctamente tu etapa

Debes tener en cuenta los intereses de la empresa en la que te encuentras y completar el ciclo con ella de manera correcta. Debes pre-avisar a la empresa oficialmente, pero además, es aconsejable hacer una carta de despedida para jefes y compañeros, de manera que tu imagen sea siempre la mejor. Eso te genera una “buena fama” para posibles recomendaciones.
Sé discreto a la hora de buscar un nuevo empleo. No utilices los recursos de tu empresa para encontrar el nuevo trabajo y mantén la productividad y tu talante intactos hasta el último día.
Tal vez, al mostrar intención de cambiar de empleo, tu propia empresa te haga una contraoferta. Esto puede llevarte a valorar esas nuevas condiciones y puede ser que cubran tus exigencias de cambio. No desdeñes ninguna posibilidad sin valorarla a fondo.

Paso 6: Actualiza tu CV y prepárate para los procesos de selección.

A partir de este momento, deberás actualizar tu currículum, no solo de contenido sino también de aspecto, ya que ahora son más directos, visuales y con conceptos modernizados. Introdúcete con tu CV en las plataformas de búsqueda de empleo, como la que tenemos en Grupo Noa’s. Y prepárate para las entrevistas a las que debas acudir. Tu actitud y tu presentación son muy importantes.

En Grupo Noa’s estamos especializados en selección de personal y gestión de trabajo temporal, así que te invitamos a seguir nuestra web y conocer los procesos de selección laboral más actualizados.