Apostar por la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de los empleados y empleadas es indispensable si se quiere mantener un buen clima laboral y, a la vez, conseguir que no decaiga la productividad en la empresa.

El impulso de los Planes de Igualdad en la empresa, han favorecido que estas medidas de conciliación se extiendan cada vez con mayor convencimiento de los beneficios que suponen tanto para las personas y las familias, como también para la propia empresa.

Además, también hay que recordar que cada vez más, las organizaciones velan por su imagen y su reputación ante clientes, proveedores y consumidores y, por tanto, impulsan la adopción de valores positivos que, como la igualdad, digan mucho de la responsabilidad social empresarial.

 ¿Qué ha de hacer una empresa para promover dicha conciliación?

 

Los directivos/as tienen que ser los primeros en interiorizar esta cuestión, comprometiéndose con todas las medidas que se establezcan y asegurando el cumplimiento de estas por parte de toda la organización. Para conseguir establecer medidas de conciliación realmente útiles y necesarias, la primera acción a aplicar es la escucha activa de la plantilla.

La gerencia debe conocer las necesidades e inquietudes del personal y para ello deberá pulsar el sentir de las trabajadoras y trabajadores para poder implementar las mejores medidas de conciliación.

Así mismo, es importante que todos los empleados/as participen en las encuestas y se genere un clima que favorezca las relaciones entre todos ellos. En realidad, se trata de crear una cierta complicidad donde la barrera entre lo personal y lo laboral se difumina para crear un entorno de trabajo más humano, más digno y más “pensado” para las personas.

 La conciliación también se comunica

 

            Para implementar una buena política de conciliación laboral y familiar, nuestro primer consejo sería que la empresa desarrollará un Plan de Igualdad integral que recoja, no sólo las medidas de conciliación, sino también todas aquellas encaminadas a mejorar el desarrollo equilibrado de los derechos laborales entre mujeres y hombres.

            En el Plan de Igualdad, debe haber un apartado especial dirigido a la Conciliación Familiar y Laboral, donde se establezca toda la batería de medidas a las que los trabajadores y trabajadoras se pueden acoger.

 Esas medidas, por tanto, deben figurar en un documento donde queden recogidos los recursos y herramientas aportando también, por ejemplo, información, enlaces interesantes, consejos sobre buenas prácticas y cualquier documentación que contribuya a mejorar el buen desarrollo de la actividad laboral sin mermar la dedicación imprescindible a las responsabilidades personales y familiares.

 ¿Cómo mejorar la conciliación?

 

Son muchas las medidas que pueden implementarse para alcanzar un equilibrio entre las distintas áreas que forman parte de la vida de los trabajadores y trabajadoras. Entre ellas encontramos:

  •  Favorecer la flexibilidad horaria y/o el teletrabajo, de forma que las personas del equipo puedan solicitar la adaptación de su jornada laboral para adecuarla a sus necesidades familiares. La empresa debe permitir al empleado/a modificar su horario u optar por el teletrabajo (total o parcial) en caso de ser posible por la actividad de la empresa.
  • Controlar los salarios para evitar desigualdades por razón de sexo. Es obligatorio que las empresas elaboren un registro retributivo por razón de género de consulta pública que incluya, por categorías profesionales, los complementos salariales y valores medios de los sueldos.
  • Workation. Este concepto, sobrevenido con la pandemia, busca desubicar el lugar de trabajo a espacios más abiertos y cómodos para el empleado/a. Es algo más que teletrabajar, es buscar entornos más humanizados para vivir y desarrollar la actividad profesional.
  • Ampliación del permiso de lactancia y del permiso de paternidad. Algo que está contemplado en el Real Decreto-Ley 6/2019, de Conciliación Familiar.
  • Aumentar las excedencias con reserva del puesto de trabajo. Siempre que las empresas puedan asumirla, deben facilitar dicha excedencia. De hecho, el RD 6/2019 aprobó la ampliación de esta de 12 a 18 meses.

 En Grupo Noa’s somos especialistas en el diseño e implementación de los Planes de Igualdad en la empresa. Si necesitas que te asesoremos, no dudes en ponerte en contacto con nuestra división Noa’s Consulting.