El departamento de Recursos Humanos es casi como la columna vertebral de la empresa. Es el área encargada de configurar los equipos, gestionar las personas y garantizar que el engranaje de talento, destrezas, motivaciones y conocimientos den respuesta a las necesidades del negocio en todo momento.

El reto de liderar el departamento de Recursos Humanos es una gran responsabilidad que requiere también de ciertas habilidades específicas, fortalezas y empeño que no cualquier perfil posee.

La figura del líder/esa de RRHH debe idear, planificar y ejecutar acciones que promuevan la creación de ambientes de trabajo amables en los que los empleados y empleadas se sientan a gusto y de los que quieran formar parte, estableciendo vínculos entre ellos y reforzando su confianza, motivación y realización. Además, debe velar por mantener una cultura de empresa cuidada y trabajada, pues esta es fundamental para el impulso de la competitividad de la organización dentro del mercado.

En este paradigma, si estás pensando en liderar el departamento de recursos humanos de tu empresa te damos 5 claves para conseguirlo:

  1. Transparencia y empatía. Debes trabajar de la forma más humana y racional posible, apostando siempre por la simplicidad de tus actuaciones y desarrollando políticas enfocadas al bienestar de todos los empleados.
  2. Capacidad de negociación. Debes disponer de habilidades políticas y de negociación para desarrollar los recursos necesarios para conveniar salarios o dar el impulso del talento de tu organización. Para ello, también será importante la inversión en planes de formación y liderazgo que te aporten conocimiento sobre ítems como la gestión de talento humano, la gestión del cambio, el impulso del rendimiento, el pensamiento estratégico, la comunicación efectiva o la orientación a resultados, entre otros.
  3. Habilidad para asumir riesgos. El departamento de recursos humanos desempeña funciones estratégicas por lo que sus actuaciones conllevan un riesgo constante. Por ello, como líder/esa, debes comprender las necesidades de negocio de tu empresa y tener la capacidad de aportar soluciones inmediatas y de alto valor.
  4. Tener visión de futuro. Tendrás un papel clave a la hora de identificar oportunidades de futuro, pues deberás dotar a tu organización de los perfiles necesarios para cubrir las futuras demandas del mercado.
  5. Pensamiento analítico. Debes disponer de conocimientos tecnológicos y analíticos para aprovechar el gran potencial del factor humano que forma parte de tu organización.

Como siempre, un buen líder/esa ha de saber apoyarse en recursos externos y, para ello, Grupo Noa’s, expertos en Recursos Humanos, podemos dar el respaldo necesario para la gestión del Área de Personal con servicios de selección de personal, formación y consultoría para la mejora de la empresa.