Si tu candidatura ha superado los primeros filtros de selección: ¡enhorabuena! Eso significa que ha cumplido con las expectativas de la empresa por tu buen currículum vitae, Estás un paso más cerca de una nueva oportunidad laboral.

            Sin embargo todavía no está todo ganado. Ahora falta superar la prueba más difícil: la entrevista de trabajo.

            Habitualmente los responsables de Recursos Humanos, reclutadores y cazatalentos, saben conducir la entrevista para extraer todos los puntos débiles y fortalezas de los candidatos y candidatas. Pero aquí es donde entra el refranero popular y si ellos ponen una de cal, tú debes poner una de arena. Es decir, has de prepararte a fondo la entrevista para superarla con éxito.

            Muchas veces se habla de todo lo que se debe hacer cuando vas a una entrevista de trabajo, pero hoy queremos darle la vuelta al tema y, precisamente, indicarte cuáles son los 10 errores que jamás debes cometer en una entrevista de trabajo:

1.- Llegar tarde a la entrevista. Es imperdonable que a una cita que debe ser de tu máximo interés, llegues tarde. Eso no solo denota dejadez ante el entrevistador/a, sino que advierte ya sobre tu falta de compromiso con el puesto.

2.- Vestir de manera inadecuada. Cada puesto de trabajo y cada empresa requerirán que vayas más o menos arreglado, pero desde luego, siempre has de acudir con buena presencia. Correctamente peinado/a y afeitado. Y, si has de decidir sobre la indumentaria, peca siempre por exceso que por defecto. Arréglate.

3.- Contestar con desgana o de manera poco concreta. Antes el entrevistador/a debes mostrar autoconfianza. Quién mejor que tú sabe lo que piensas y opinas sobre ti mismo. Debes mostrar seguridad en tus respuestas y, para eso, nada mejor que prepararte la entrevista con antelación.

4.- Hablar más de la cuenta. Muchas veces caemos en el error de pensar que si hablamos sin parar, demostramos que somos buenos comunicadores. Nada más lejos. La locuacidad sólo es útil si lo que dices es interesante. La verborrea es fatigosa y a nadie gusta un empleado/a pesado/a.

5.- No conocer tu currículum. Esto ya es el colmo. Hay candidatos/as que hace tanto tiempo que escribieron su currículum, que no se acuerdan ni de lo que pusieron. Lo primero que has de tener claro es tu trayectoria profesional, tus habilidades, tus fortalezas. No pueden pedirte referencias sobre algo que está en tu CV y que tú te quedes en blanco. Construye tu relato laboral y repásalo antes de la entrevista.

6.- Mentir. Volvemos al refranero para decirte que se pilla antes a un cojo que a un mentiroso. No te adjudiques habilidades y conocimientos que no tienes, porque pueden pedirte una prueba de ellos y entonces, no solo quedarte en blanco, sino completamente fuera del proceso. Los expertos en selección de personal de Grupo Noa’s creemos que éste es el error más grave que puedas cometer.

7.- Hablar mal de tu antiguo trabajo o de tu anterior jefe. A pesar de que parece de cajón, éste es un error bastante común. Muchas personas tienden a pensar que despreciar a su anterior empleo, puede parecer un aprecio del nuevo. Nada más lejos. Cada uno de nosotros/as debemos pasar por nuestros diferentes escalones laborales tratando de dejar buen recuerdo en todos ellos. Además, nunca sabes si la persona que te entrevista conoce o mantiene relación con tus antiguos contratadores. Y, en todo caso, si cometes este error, el entrevistador/a sabrá que, en próximas entrevistas, tú hablarás mal de él/ella y eso te descalificará inmediatamente.

8.- Utilizar mal el lenguaje verbal y no verbal. Por ejemplo, decir tacos durante la entrevista o hablar de manera soez, va a denotar que eres una persona con poca educación. Igual que tu forma de estar en la cita. Si estás derrengado/a en la silla, si miras a cualquier lado menos al entrevistador/a, son síntomas de que no eres un buen candidato/a.

9.- No prepararte la entrevista de trabajo. Antes de acudir a la entrevista debes investigar y averiguar más sobre la empresa a la que pujas por un empleo, su filosofía, su actualidad. Haber dado una vuelta por su web, conocer la empresa y sus novedades, pueden ayudarte a preparar la entrevista, pero también a contestar preguntas concretas que solo podrías saber si has tenido la precaución de conocer a fondo el que puede ser tu nuevo empleo.

10.- No apagar el móvil y contestarlo si suena. Parece algo insustancial, pero no lo es. Se supone que en ese momento, la entrevista que te están haciendo es lo más importante para ti. Así que podrás vivir una hora sin móvil. O lo apagas o lo silencias, pero desde luego, jamás lo contestes.

             ¡Si consigues no cometer errores en la entrevista, ya tienes ganada la mitad de la partida! Y ya sabes, si quieres conocer más tips sobre empleo, contratación y selección de personal, sigue nuestro blog.