El mercado laboral evoluciona y lo hace al compás de los cambios tecnológicos y sociales, lo que supone la aparición de nuevos puestos de empleo para los que se demandan recursos humanos competitivos, altamente especializados y con competencias que los hagan diferentes de otros profesionales. Una buena formación de trabajadores y la especialización profesional son las claves para evitar el trabajo temporal, para hacer frente a los competidores y escalar posiciones dentro de una empresa.

¿Cuáles son los sectores más demandados?

El sector tecnológico es el que más empleo generará en el futuro. Se demandarán profesionales con formación en nuevas tecnologías y en la gestión de grandes bases de datos de información o Big Data. Dentro de estos, los especializados en digitalización serán de los más buscados, de hecho, se prevé que en los próximos cinco años se creen en torno al millón de empleos. Los ingenieros, los expertos en ciberseguridad o en desarrollo de aplicaciones móviles y webs son profesionales en auge y una de cada cuatro ofertas de empleo demandarán este tipo de perfiles profesionales.

Seguirá en aumento el sector de Internet de las cosas, por lo que se pedirán trabajadores con formación en comunicaciones o competitividad. Los ingenieros también tendrán gran demanda en el futuro y se buscará empleo en el sector industrial a través de perfiles especializados en robótica, industriales, automoción, ventas o mecatrónica.

Recursos humanos: cualidades de los aspirantes a los puestos de empleo más demandados

Las empresas necesitarán trabajadores reciclados, actualizados y capaces de generar negocio con las nuevas tecnologías. Se buscan trabajadores con formación académica y competencias concretas: habilidades de gestión y estrategia, capacidad de adaptación a los cambios, empatía, iniciativa, inteligencia emocional, capacidad de trabajar en equipo, creatividad, liderazgo o pensamiento crítico. El dominio de idiomas, como el inglés, el alemán o el chino, cada vez tiene más importancia y jugará un papel importante a la hora de la contratación; ahora más, dada la tendencia de las empresas a la externalización de los RRHH para captar el mejor talento o los profesionales idóneos para un puesto.

Especialización profesional: la clave para ascender en el mercado laboral

Los estudios universitarios y la especialización formativa son las claves para acceder al mercado laboral, para crecer como profesional dentro de una empresa o, simplemente, para dar un giro a la carrera laboral. La finalidad es tener un perfil profesional diferenciado del resto que permita acceder a otras, o las mejores, opciones de empleo. La mayoría opta por una formación de postgrado, ya sean cursos de experto universitario o másteres. Además, existe la opción de estudiarlos en el extranjero, en cuyo caso, aparte de la especialización formativa, también se logra el dominio de otros idiomas, lo que amplía el perfil profesional y lo hace más competitivo.