Cuidar la imagen para una entrevista de trabajo se ha convertido en algo fundamental, ya que si se consigue transmitir una apariencia profesional al primer golpe de vista será mucho más fácil captar la atención del responsable de recursos humanos.

Por eso, estos son los cinco consejos fundamentales para conseguir ese objetivo.

1. Investigar acerca de la empresa
Dependiendo del tipo de empresa o empleo al que se opte, es mejor preparar una imagen u otra. Además, no se trata solo del físico. Investigar sobre la empresa sirve para solventar las posibles preguntas que pudiesen realizar sobre la empresa en la que se desea trabajar. Responder correctamente da una impresión de estar interesado en ese puesto.

2. Puntualidad
Es fundamental llegar con cinco o diez minutos de antelación a la hora acordada. Llegar con retraso hace que los nervios de cara a la entrevista aumenten.

3. Saludar con firmeza
Mostrar seguridad en uno mismo es algo que se tiene muy en cuenta. Por ello, saludar con seriedad y firmeza genera confianza y se demuestra que los nervios no influyen en los negocios.

4. Mantener el contacto visual y la sonrisa
Mantener la mirada y sonreír generan confianza. Además, mantener la mirada da sensación de veracidad cuando se habla de la carrera profesional acumulada hasta el momento.

5. Mantener una buena postura
Mantener la espalda recta, los brazos sobre la mesa y las piernas rectas tocando el suelo genera una buena imagen.

Estos consejos son fundamentales en cualquier entrevista de trabajo temporal o indefinido. Además, hay que tener en cuenta que cada vez son más las empresas que optan por la externalización de los RRHH. Esto hace que los entrevistadores sean cada vez más profesionales y estén habituados a realizar multitud de entrevistas. Por ello, es fundamental elaborar una buena entrevista de trabajo para ser el seleccionado.