El sector TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) está de enhorabuena. Su gran potencial de crecimiento actual tiene como consecuencia el aumento de la demanda de los profesionales de esta especialidad. De esta manera, las áreas de recursos humanos de las empresas que buscan trabajadores se enfrentan al reto de encontrar perfiles TIC adecuados para cubrir determinadas vacantes. Una labor que en muchas ocasiones es recomendable delegar, recurriendo a la externalización de RRHH para hacer procesos de selección.

En este sentido, según un estudio reciente realizado entre más de 2000 empresas y trabajadores TIC, se prevé que la demanda de estos perfiles experimente un aumento del 9,3 % hasta el año 2020. Esto significa que en los próximos cuatro años va a ser necesario contratar unos 700.000 profesionales en el mundo. En España, el crecimiento va a ser incluso mayor, ya que solo en 2016 se estima un crecimiento de la contratación del 39,9 %, en comparación con 2015.

De acuerdo con los datos del colectivo de Colegios Profesionales de Ingeniería Informática, el 94,1 % de los profesionales formados en el área TIC está empleado en la actualidad, con un trabajo temporal, por obra y servicio o indefinido, por lo que el porcentaje de desempleo es muy bajo. Además, cuentan con salarios que oscilan entre 30.000 y 60.000 euros brutos anuales de media.

Dentro de los perfiles más demandados, el programador informático es uno de los más solicitados. De hecho, más de la mitad de las ofertas de empleo del año 2015 se dirigían hacia este tipo de puestos.

Con todos estos datos, y conociendo las necesidades actuales de las empresas en materia de competitividad, tecnología y desarrollo digital, es importante a la hora de escoger una carrera profesional, dirigirse a aquellos sectores con más demanda; y acceder a una profesión de futuro a través de la contratación por proyecto o trabajo temporal.