Que ser emprendedor/a está de moda es un hecho y cada vez son más las personas que optan por el emprendimiento como una forma de dar salida a su futuro laboral. Pero ahora, ha surgido un nuevo concepto, el término intraemprendedor que, aunque suene parecido a  emprendedor, es un concepto muy diferente.

De hecho, el intraemprendedor/a va más en la línea de los trabajadores knowmad, que están en constante aprendizaje y que están vistos como los trabajadores del futuro. En este sentido, a diferencia del emprendedor, los intraemprendedores/as forman parte de una empresa y su principal función radica en dar ideas, hacer propuestas y aportar iniciativas concretas dentro de la organización.

Pero ser intraemprendedor/a va mucho más allá de esta simple definición y suponen un auténtico win-win para la empresa para la que trabajan ya que no sólo forman parte del cambio, sino que lo promueven. Desde Grupo Noa’s, como ett empresa de trabajo temporal, queremos daros las claves para que consigáis ser la mejor versión de vosotros mismos. Toma nota sobre qué significa ser intraemprendedor/a y descubre si eres uno/a de ellos.

¿QUÉ CARACTERÍSTICAS DEFINEN A UN/A INTRAEMPRENDEDOR/A?             

El perfil del intraemprendedor/a se corresponde con el de un trabajador comprometido con la empresa y que se caracteriza por ser creativo, audaz y con visión de negocio. Por ello, es una figura cada vez más demandada porque aporta un valor añadido a la empresa y es capaz de motivar al resto de trabajadores para que todos remen en la misma dirección y los resultados globales sean mejores.  

Por lo tanto, una persona que se considere intraemprendedor/a debe tener ganas de superarse, visión de futuro, iniciativa, liderazgo, flexibilidad, perseverancia, responsabilidad, planificación, decisión y resolución. En definitiva, y muy importante, debe sentir una motivación por el trabajo que realiza ya que ahí está la clave del éxito. ¿Te sientes identificado/a?

VENTAJAS DE SER INTRAEMPRENDEDOR/A

Ser intraemprendedor/a supone contar con una serie de ventajas frente al emprendedor al uso y que ya todos conocemos. La primera es que un intraemprendedor/a nunca deberá empezar una idea de cero, ya que su área de actividad está dentro de una empresa que ya tiene su propia infraestructura y que facilitará su trabajo por muy innovadora y novedosa que sea su idea. De esta forma, el riesgo de fallar en el intento se ve disminuido drásticamente.

Por otro lado, este tipo de profesional tiene a su disposición diferentes empresas donde presentar su proyecto y es más fácil para él/ella encontrar una salida profesional óptima. De hecho, los expertos aconsejan que a la hora de enfrentarse a una entrevista de trabajo es mejor presentar tus proyectos que tu currículum, por lo que también es importante contar con una buena y trabajada marca personal.

¿QUÉ APORTA UN/A INTRAEMPRENDEDOR/A A LA EMPRESA?

– La empresa gana productividad y eficiencia. Eso sí, la compañía debe estar dispuesta a aplicar nuevas dinámicas de trabajo y a reinventar su forma de trabajar.

– Figura motivacional. Un/a intraemprendedor/a debe ser capaz de generar una nueva atmósfera de trabajo y debe saber cómo estimular a sus compañeros para mejorar en productividad y eficiencia.

– Investigar nuevas formas de trabajar. En relación con el primer punto, contar con la presencia de un/a intraemprendedor/a abre las puertas de una empresa a utilizar nuevas metodologías de trabajo mucho más enfocadas al futuro.

– Valor añadido. La pasión, la motivación y la perseverancia son características básicas del intraemprendedor/a, por lo que es un incentivo para la empresa.

– Evolución positiva. Al estar en constante contacto con los cambios y con las nuevas tendencias del mercado, el intraemprendedor/a sabe cómo sacarle el máximo partido a las nuevas tecnologías y convertirlas en herramientas para mejorar la empresa.

Ser intraemprendedor/a no es fácil, requiere de mucho trabajo y esfuerzo y también de un espacio de trabajo correcto, que admita cambios en la estructura y que esté preparado para adaptarse a nuevas formas de trabajo. Cada vez son más las empresas que apuestan por esta figura debido a su alto valor añadido.

Recuerda: hay que ser diferente para que se acuerden de ti y más si lo aplicamos a un mercado laboral donde cada vez hay más gente preparada en el mismo ámbito de trabajo que el tuyo. Y tú, ¿te ves con capacidad para convertirte en un/a intraemprendedor/a?