El departamento de recursos humanos de las compañías desarrolla programas de formación de los trabajadores en la empresa que quieren actualizar sus competencias en el trabajo temporal. En algunos casos, esta competencia de organización de cursos es delegada en una empresa de outsourcing o externalización de RRHH.

El conocimiento, como proceso de aprendizaje constante, solo produce efectos secundarios positivos a largo plazo, con estas circunstancias:

1. A través de la formación como hábito, los profesionales potencian su talento y fortalezas personales gracias a la adquisición de nuevas competencias y habilidades que son una suma en el currículum vitae.

2. Existen muchos trabajadores competentes que tienen un contrato temporal. La formación constante es básica para consolidar una marca personal que prioriza la búsqueda de la excelencia como vocación.

3. Mayor eficacia en el trabajo al poder asumir un mayor número de tareas gracias a una preparación más especializada. Además, la formación continua también es básica para afianzar los conocimientos adquiridos en la universidad o en un programa de Formación Profesional.

4. Aumento de la motivación intrínseca por parte de los trabajadores que se sienten más implicados en su trabajo diario. Los profesionales pueden poner en práctica los conocimientos teóricos adquiridos en un programa de formación en el contexto práctico de su jornada.

5. A través de la formación continua, las personas llegan a dar la mejor versión de sí mismas y actualizan sus conocimientos para poder responder a las necesidades del contexto actual, donde las competencias tecnológicas son básicas.

6. Un negocio está formado por personas. Por tanto, la formación continua es un beneficio para la propia empresa. Así surge una retroalimentación positiva entre la organización y los miembros del equipo en el empleo temporal. 

7. Aporta una mayor riqueza de vocabulario que potencia las habilidades comunicativas. En el contexto del aprendizaje también se desarrollan virtudes tan importantes como el compañerismo, el afán de superación y la autoestima.