España es un país con una economía de servicios enfocada al turismo y las actividades derivadas del mismo. Esto hace que en verano aumente exponencialmente la demanda de empleo, acotado a este periodo.

Nuestro clima mediterráneo y los hábitos vacacionales de la población en gran parte del mundo concentran gran parte de las visitas en los meses de junio, julio y agosto. De hecho, se generan casi medio millón de empleos durante estos meses que, debido a las exigencias del mercado laboral, están acotados a un determinado marco temporal. Las zonas costeras, complejos turísticos y las ciudades monumentales son las que más afluencia generan.

Recursos humanos

Entre los demandantes de empleo, sectores como la hostelería, transporte o el comercio necesitan refuerzos en su plantilla y delegar los recursos humanos en compañías especializadas puede ser una buena opción para conseguir personas que se adapten al perfil que demandan. Año tras año, las contrataciones aumentan paralelas al aumento de visitantes. Además de los empleos que ofrecen las empresas privadas, también es importante indicar que las instituciones públicas, especialmente ayuntamientos y comunidades autónomas, necesitan personal eventual para atención al visitante de monumentos históricos o socorristas en playas.

Entre los ofertantes de empleo existen distintos perfiles que se pueden sentir atraídos por las ofertas de trabajo temporal en verano. Un estudiante tiene la posibilidad de ganar dinero durante el periodo no lectivo de verano; si se trata de una persona que busca su primer empleo es una gran oportunidad de hacer currículo y coger experiencia y en casos de parados de larga duración, en esta época hay ofertas que pueden tener continuidad en el tiempo.

Externalización RRHH

El proceso de selección de trabajadores por parte de la empresa puede resultar costoso y, sobre todo, laborioso, porque hay que realizar un trabajo de selección previa y, en muchas ocasiones, no se encuentra el perfil deseado que cumpla con las condiciones de calificación y experiencia. Por esta razón, la externalización de RRHH (Recursos Humanos) es una baza interesante, tanto a corto como a largo plazo porque se acaba ahorrando costes.

Por otra parte, el proceso de búsqueda activa de empleo puede tener el defecto de dispersar esfuerzos por falta de conocimiento del mercado de trabajo. Hoy en día, el viejo procedimiento de salir a la calle a entregar currículos tiene muchas limitaciones y puede hacer perder un tiempo precioso que se puede emplear de forma más eficiente.

Como hemos comentado anteriormente, durante el verano las oportunidades de encontrar trabajo aumentan en los meses de junio, julio, agosto y septiembre debido al turismo y a que muchas empresas tienen la necesidad de contratar a personal. Algunas de las profesiones más demandadas son camareros, cocineros, socorristas, monitor de tiempo libre, dependiente y teleoperadores.