En Noawork, como empresa de trabajo temporal con más de 24 años de experiencia, gestionamos a diario una gran cantidad de contratos de trabajo temporales que con el tiempo, se transforman en contratos de larga duración por decisión propia de las empresas que confían en nuestro servicio como empresa de selección de personal.

Teniendo en cuenta que esta variedad de contratos es una de las más comunes en la actualidad, hoy, como expertos en el área, queremos profundizar en el tema y explicar un poco más acerca de esta tipología de contratos, sus diferentes modalidades y lo más importante: los derechos de los trabajadores en el contrato temporal.

¿En qué consiste un contrato temporal?

El contrato temporal es aquel que tiene por objeto el establecimiento de una relación laboral entre un empresario y un trabajador por un tiempo determinado y puede ser tanto a tiempo parcial como a tiempo completo.

Se tiene que formalizar por escrito pero también podrá ser verbal cuando en situación de eventual por circunstancias de la producción, la duración del contrato sea menor a cuatro semanas y la jornada sea completa.

¿Qué modalidades de contrato temporal existen?

Aunque existen más de 20 modalidades de contrato temporal, las más comunes son:

  • POR OBRA Y SERVICIO: se realiza cuando la empresa necesita que un trabajador lleve a cabo un servicio por un tiempo determinado que no puede superar los 3 años (o 4, dependiendo del convenio). En el caso de que se supere esa cifra, el trabajador pasa a ser directamente indefinido.
  • EVENTUAL POR CIRCUNSTANCIAS DE PRODUCCIÓN: es un contrato que se formaliza para atender exigencias circunstanciales del mercado como por ejemplo, durante la campaña agraria. También se aplica en caso de primer empleo joven si se cumplen las clausulas. Su duración máxima es de seis meses dentro de un año y se puedo prorrogar hasta llegar al tope.
  • DE INTERINIDAD:  esta es la modalidad de contrato que se realiza cuando la empresa tiene que contratar a un trabajador para sustituir a otro que tiene reserva de puesto o para cubrir una actividad durante un proceso de selección o de promoción. En este caso, la duración del contrato está condicionada por la reincorporación del trabajador al que se sustituye.

Derechos de los trabajadores en el contrato laboral

Veamos algunos derechos esenciales de los trabajadores de este tipo de contratos:

  • Tienen los mismos derechos que los trabajadores con contratos indefinidos sin perjuicio de las particularidades específicas de cada una de las modalidades contractuales.
  • Siempre que haya algún puesto vacante de larga duración en la empresa, el empresario debe informar a los trabajadores temporales de su existencia para que así éstos tengan las mismas oportunidades que el resto de la plantilla.
  • Los contratos temporales se prorrogan directamente si ninguna de las dos partes no indican los contrario.
  • Si es el trabajador es el que decide finalizar acuerdo, sólo tendrá la obligación de avisar con 15 días de antelación cuando su contrato tenga una duración superior a un año. En estos casos de baja voluntaria, el empleado no tiene derecho a indemnización ni a la prestación por desempleo.

 

Si tienes cualquier otra duda sobre esta tipología de contratos, no dudes en ponerte en contacto con nuestra empresa de trabajo temporal. Estaremos encantados de ayudarte.