Cada profesional afronta retos importantes en la búsqueda de oportunidades de trabajo puesto que el carácter personal es una condición única. Hablar en público en una reunión de trabajo es una prueba de timidez para los trabajadores introvertidos que se sienten condicionados por la mirada ajena. 

Consejos para la reunión de trabajo temporal

1. Es positivo que el trabajador llegue a la reunión con cinco minutos de anticipación para elegir un lugar en el que se siente cómodo. Es recomendable elegir un asiento que esté próximo al lugar del ponente con el fin de ganar visibilidad.

2. Llevar un bloc de notas para hacer anotaciones de ideas expuestas en la reunión de las que es positivo hacer un seguimiento.

3. Es recomendable que el profesional busque ocasiones para hablar en público, por ejemplo, asistencia a congresos universitarios, participación en eventos de Speed Networking y realización de cursos de oratoria.

4. El candidato también puede realizar ejercicios de role playing, es decir, ejercicios de simulación en los que simular una experiencia real. Para ello, es positivo contar con la colaboración de un amigo. O también, ensayar frente al espejo antes de dar una ponencia en público.

5. El candidato puede realizar ejercicios de visualización observándose a sí mismo afrontando esas situaciones de trabajo que le producen cierto temor. La imaginación es un recurso muy poderoso para ganar autoconfianza.

6. Conviene preparar la reunión de forma anticipada para, a partir del tema de la misma, exponer tres ideas propias. Es útil anotarlas por escrito en la agenda.

Consejos de recursos humanos para hablar en público

Es conveniente que los trabajadores fomenten las relaciones sociales en horario de oficina porque cuando un profesional se siente integrado en su equipo, gana autoconfianza para hablar en público en las reuniones. Cada candidato debe enfocarse en sus fortalezas para sumar su talento en una empresa que apuesta por la externalización de RRHH.