Para el departamento de recursos humanos es vital la entrevista con los candidatos a optar a un trabajo temporal. Muchas empresas apuestan por la externalización de RRHH. La inteligencia emocional que se muestra es el mejor complemento del currículum para crear una marca personal positiva.

Cómo optar a un puesto de trabajo temporal

1. La entrevista comienza antes de la hora prevista. El candidato debe dedicar tiempo a la búsqueda de información sobre dicho proyecto empresarial, elegir un look de oficina para la reunión y localizar la ubicación de la empresa para llegar con puntualidad el día de la entrevista. Esta preparación previene posibles imprevistos de última hora.

2. Las habilidades sociales no aparecen reflejadas en el currículum y, sin embargo, deben practicarse en la entrevista. Por ejemplo, a través de la escucha activa el candidato a las ofertas de empleo pone su atención en las preguntas del entrevistador para dar una respuesta óptima. Conviene tener un discurso positivo, centrado en las fortalezas personales, en los objetivos de desarrollo y en el deseo de crecer profesionalmente.

3. La comunicación no verbal es más determinante incluso que las palabras. Por esta razón el candidato debe cuidar su postura corporal, mantener la espalda recta y buscar el contacto visual con el entrevistador durante la interacción. 

4. El control de la respiración es vital para reducir el estrés que surge ante una prueba que supone una ruptura con la zona de confort. Para vivir una entrevista con inteligencia emocional el candidato tiene que verla como una oportunidad que aporta experiencia al margen del resultado final. 

5. Para abordar el tema del sueldo es mejor esperar a que sea el entrevistador quien inicie la cuestión.
Proceso de selección de recursos humanos

El candidato puede realizar ejercicios de visualización para proyectarse en positivo ante la entrevista. Esta visualización aporta autoestima y actitud que le puede llevar a tener éxito y conseguir el puesto.