El team building suma valor corporativo a una organización, puesto que crear equipo implica generar un sentimiento de unidad en un proyecto que se afianza a partir de los objetivos comunes. Las actividades de team building se integran en el contexto de la formación para el trabajo en equipo, dinámicas de grupo que mejoran la comunicación, fomentan las habilidades para bien el común, alimentan la creatividad, fortalecen la escucha activa, refuerzan el liderazgo y los roles dentro del grupo.

Estas actividades son programas de formación totalmente personalizados para cada grupo. Estos eventos de team building tienen una finalidad de participación democrática entre todos los miembros del grupo y suelen organizarse en un contexto diferente al de la oficina. Son planes de formación a medida de las necesidades del equipo para el desarrollo de habilidades específicas. Cada vez más empresas invierten de un modo habitual en generar valor a través de la construcción de un equipo sólido.

Cuando un grupo afronta una actividad de team building, se enfrenta a un reto compartido. Y al superar esta meta, aumenta la confianza mutua. Esta confianza se traslada entonces al propio trabajo en la oficina. Las Olimpiadas Empresariales son ejemplo de iniciativa positiva en el contexto de la oficina a través de pruebas que se realizan por equipos.

Beneficios del team building en los recursos humanos

1. Mejorar la inteligencia emocional en el seno del equipo, al dar valor a habilidades tan importantes como la comunicación asertiva, la escucha activa, la colaboración recíproca y el compañerismo.

2. Fomentar la conciencia colectiva en el equipo. Es decir, el team building es esencial para que cada trabajador conecte con la marca corporativa con sentimiento de pertenencia. Es decir, estas experiencias compartidas en común producen un arraigo emocional.

3. La construcción de un equipo alimenta el salario emocional de los trabajadores que se sienten felices por pertenecer a un entorno de trabajo amable en el que disfrutan haciendo sus tareas cotidianas.

4. El team building aporta autoestima a cada profesional puesto que toma conciencia de que el equipo es mejor cuando se implica en el bien común.

5. Construir relaciones profesionales estables. Es decir, fomentar la vinculación de los trabajadores a la empresa, no solo en presente, sino también en futuro.

6. Desde el punto de vista de la salud en el trabajo, el team building reduce el estrés, aumenta la motivación externa, fomenta el sentido del humor en la oficina y eleva los niveles de optimismo.

El team building como herramienta en el trabajo temporal

Estas dinámicas de grupo que fomentan el trabajo en equipo también pueden gestionarse a través de la externalización de RRHH. Para elaborar un plan de acción conviene analizar antes cuáles son las necesidades de la empresa en el trabajo temporal.