Trabajar en vacaciones

Consejos para trabajar y no morir en el intento si no te has ido de vacaciones

Publicado el 21 agosto, 2019

Candidatos

¿Te has quedado sin vacaciones este verano? ¿Has empezado en una empresa nueva y no vas a disfrutar de días libres en agosto? ¡No hay problema si sabes sacarle partido a la situación! Lograr la felicidad en el trabajo se vuelve ardua tarea cuando todos tus compañeros están de vacaciones y tienes que quedarte al frente del negocio. Superar los días en los que el resto de la plantilla disfruta de sol, playa y descanso no es fácil, pero es posible si pones de tu parte. ¿Te animas a crear tu pequeño paraíso en tu puesto de trabajo?

1 > Prioriza tus tareas:

Si ya es duro trabajar en época estival más duro es centrarte en las tareas que menos te gustan. Por ello, invierte el tiempo en hacer aquello que más despierta tu interés en tu trabajo y dedica las horas finales del día a aquello menos atractivo. De este modo, darás la vuelta a la tortilla porque estarás pensando en lo poco que te queda para irte a casa.

2 > Aprovecha el tiempo

El hecho de estar solo en la oficina te garantiza no tener interrupciones de otros compañeros y poder trabajar de forma más eficiente. En este sentido, aprovecha los días de vacaciones del resto de la plantilla para centrarte en proyectos o tareas que requieren más dedicación y que, durante el resto del año, no les prestas el tiempo suficiente.

3 > Pon todo en orden

Si te queda tiempo libre y para hacer más llevadero tu trabajo puedes poner en orden tu mesa o puesto de trabajo. Aprovecha para hacer limpieza y deshacerte de objetos que hayas acumulado meses atrás. Recuerda que una tener la oficina limpia mejora el rendimiento laboral y es sinónimo de productividad.

4 > Sube el volumen de la música

Aprovecha el hecho de estar solo en el trabajo o con menos compañeros de los habituales para escuchar música que te ayude a concentrarte y a no perder las ganas. Si eres inteligente, seguro que aprovechas los días de soledad para cerrar tareas que te venían persiguiendo meses atrás.

5 > Haz un calendario de propósitos

Por último, te invitamos  a hacer tu propio calendario de propósitos. En el señalarás los días que te quedan para irte de vacaciones y, cada día, te marcarás un nuevo reto. De este modo, aparejarás las ganas de descansar de la rutina laboral a conseguir objetivos.

Con estos 5 consejos esperamos que puedas sobrellevar trabajando lo que queda de verano. ¡Mucho ánimo!

Comparte esta noticia en tus redes sociales