Qué saber antes de firmar un contrato de trabajo

Qué debes saber antes de firmar un contrato de trabajo

Publicado el 28 marzo, 2018

Candidatos

Firmar un contrato de trabajo es un momento muy importante en la vida y supone, en la mayoría de los casos, una gran alegría y todo un éxito - más aun si llevábamos una gran temporada sin trabajo o con ganas de cambiar de aires -. Pero muchas veces, esa felicidad por haber conseguido un nuevo empleo puede distraernos y es probable que no prestemos atención a lo que estamos firmando exactamente y a fijarnos en qué debe contener un contrato de trabajo.

Al fin y al cabo el contrato regula las condiciones laborales entre el trabajador y la empresa: tipo de contrato, jornada laboral, categoría profesional o salario. Son cuestiones básicas que afectan al entorno laboral y que deben conocerse a la perfección para evitar problemas futuros, ya que así quedan establecidos los derechos, las obligaciones y los deberes de cada una de las partes.

Respuestas antes de firmar un contrato de trabajo

Desde Grupo Noa’s, en nuestro empeño por ofrecer el mejor servicio a todas las personas en busca de oportunidades de trabajo, queremos que conozcas los aspectos más importantes que debes saber antes de firmar un contrato de trabajo.

TIPOS DE CONTRATOS

El contrato de trabajo debe especificar de qué tipo es, es decir, si se trata de un contrato mercantil o laboral ya que cada uno implica unos derechos y unas obligaciones -con el primero deberás de darte de alta en el régimen de autónomos-.

Después, según su duración, existen estos tres tipos de contratos de trabajo:

➜ Contrato indefinido

Este tipo de contrato no establece un periodo de duración determinado. Son los que más estabilidad proporcionan y los más deseados por los trabajadores.

➜ Contrato temporal

La relación laboral entre empresario y trabajado tiene una duración determinada. Existen diferentes tipos de contratos temporales y se convierten con frecuencia en una puerta de acceso a un contrato indefinido.

➜ Contrato formativo o de prácticas

La finalidad de este tipo de contratos es la formación de una persona en un ámbito determinado del trabajo. No todo el mundo puede optar a él ya que se deben cumplir ciertos requisitos como, por ejemplo, estar cursando una titulación. Existe la posibilidad de seguir formando parte de la empresa una vez finalizado este tipo de contrato.

JORNADA LABORAL

A la hora de firmar un contrato de trabajo es importante comprobar que el número de horas semanales se corresponde con lo negociado -y con lo legal, por supuesto-. También hay que fijarse si las horas son de lunes a viernes o de lunes a domingo. En este último caso pueden hacerte trabajar los fines de semana sin pagarte más. La división más habitual de la jornada laboral es:

➜ Jornada a tiempo completo

Esta es la modalidad más habitual en nuestro país. El empleado deberá realizar, como mínimo, 40 horas semanales (siguiendo un horario intensivo o partido).

➜ Jornada a tiempo parcial

En este tipo de jornada laboral, el empleado se compromete a trabajar alrededor de unas 30 horas semanales.

➜ Jornada parcial por horas

Es una modalidad que ofrece una mayor flexibilidad ya que el empleado trabaja por horas alternadas o consecutivas.

GRUPOS PROFESIONALES

Este es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta antes de firmar un contrato de trabajo. Debes comprobar que la categoría profesional que se indica en el contrato se corresponde a la tuya y no a una inferior ya que con esta clasificación se fijan las funciones, el salario y los límites mínimos y máximos de cotización.

QUÉ ES EL PERIODO DE PRUEBA

El periodo de prueba puede variar entre uno y seis meses, dependiendo del tipo de contrato que se firme. Esto quiere decir que durante ese tiempo, la empresa tiene el derecho a despedir al empleado sin ningún tipo de indemnización.

SALARIO Y VACACIONES

Evidentemente, son dos aspectos necesarios a tener en cuenta a la hora de aceptar o no un trabajo y de firmar el contrato laboral con la empresa. Referente al sueldo, se debe comprobar que coincide con lo pactado y que la cantidad está expresa en bruto o neto.

Por otra parte, asegúrate que las vacaciones laborales aparecen reflejadas en el contrato de trabajo y que se corresponden a las fijadas en el convenio colectivo correspondiente a cada profesión.

OTRAS CLÁUSULAS

Las cláusulas adicionales de los contratos también deben leerse con detenimiento. No tienen por qué ir contra el trabajador pero se especifica la confidencialidad, la exclusividad con la empresa o la protección de datos, entre otros aspectos. También se debe comprobar que el contrato señale los beneficios extra que se pueden recibir por parte de la empresa como los bonos por dietas, movilidad u otro tipo de prestación.

¿Qué pasa si trabajo sin un contrato de trabajo?

Trabajar sin contrato es una práctica fraudulenta que presenta varios riesgos para el empleado ya que no se cotiza (el trabajador no cobrará ni paro ni una futura pensión); imposibilita la reclamación del salario en caso de impago y no tendrá derecho a percibir una indemnización en caso de accidente laboral. Por tanto, desde Grupo Noa’s desaconsejamos aceptar cualquier tipo de trabajo sin contrato.

En definitiva, lo más importante a la hora de firmar un contrato de trabajo es informarse bien y revisar todos los aspectos del contrato que nos generen confusión (pide ayuda a un experto si es necesario) y entender las condiciones laborales que aceptamos.

Comparte esta noticia en tus redes sociales