La obligación de fichar en el trabajo

El nuevo registro de la jornada laboral: la obligación de fichar en el trabajo

Publicado el 15 mayo, 2019

EmpresasCandidatos

Desde el pasado 12 de mayo, los trabajadores  están obligados a fichar en el trabajo. La entrada en vigor de  la obligación por parte de las empresas de llevar a cabo un registro de la jornada laboral de sus trabajadores ha supuesto una revolución en las empresas. Con el fin de luchar contra la precariedad laboral y computar correctamente las horas extras, el gobierno aprobó el Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, con el cual se establece la obligatoriedad de fichar en el trabajo. No obstante y como con todas las novedades, han saltado a la palestra muchas dudas. En este post, te las resolvemos todas.

El nuevo registro de la jornada laboral establece que las empresas deberán  garantizar el registro horario determinado desde el inicio hasta el fin de la jornada cada empleado.  Además, puede incluirse los distintos tiempos de descanso.  Para ello, la obligación de cumplir con la ley recae sobre las empresas, las cuales deberán facilitar los medios para el fichaje y conservar los datos durante cuatro años. Este registro de horas de trabajo podrá ser requerido por inspectores de trabajo y deben estar a disposición de los empleados.

Por lo que se refiere a cómo hay que fichar, la normativa no establece un sistema determinado, sino que únicamente indica que la empresa será la encargada de acordar con los trabajadores cómo organizar el registro de la jornada laboral y el método para documentarlo. En esencia, se trata de buscar el sistema que mejor responda a las necesidades tanto de los empleados como de los directivos y la propia compañía. Como resultado, sirven desde los métodos tradicionales de la firma de cada empelado hasta los métodos digitales como el reconocimiento de la huella dactilar. No obstante, la norma sí indica que los cuadrantes de horario no servirán como sistema de registro.

Casos especiales para el registro de la jornada laboral

Por lo que se refiere a los empleados que realizan parte de su jornada fuera del lugar físico de la empresa, como los comerciales, o aquellos que realizan teletrabajo o trabajo remoto, la normativa recoge que la empresa debe ser la encargada de facilitar el registro a distancia de sus trabajadores. También se suman a este supuesto, los trabajadores que se encuentren haciendo viajes de trabajo durante gran parte de su jornada laboral.

Asimismo, aquellos empleados cuyos contratos los gestione una ETT también deben registrar las horas en las que trabajan para constar el cumplimiento de la norma.

No obstante, tanto los directivos de las empresas como los autónomos son los únicos trabajadores que no están obligados a fichar en el trabajo, pero sí deben disponer de sistema de registro de horas para sus trabajadores.

¿Qué sucede si una empresa no cumple con el registro laboral?

Con todo, gracias a este nuevo registro de la jornada laboral, los empresarios están obligados a registrar las horas extras de sus trabajadores para dejar patente que el empleado no realiza más de 80 horas extra al año. En este sentido, la empresa deberá remunerar las horas extras, bien sea de forma económica o con otro incentivo como, por ejemplo, días libres.

Las empresas que incumplan con la obligación de fichar en el trabajo se enfrentarán a multas que van desde los 626 a los 6.250 euros, dependiendo de la gravedad de la infracción y el tamaño de la empresa. Así lo han anunciado desde el Ministerio del Trabajo, donde también han remarcado que durante los primeros días los inspectores no pondrán multas, ya que solamente se revisará que la empresa esté llevando a cabo el registro correcto. Por ello, tanto seas empresario o trabajador, no te despistes y cumple con la normativa.

 

Comparte esta noticia en tus redes sociales