Todo lo que necesitas saber sobre un ERE en una empresa

Todo lo que necesitas saber sobre un ERE en una empresa

Publicado el 28 agosto, 2019

Empresas

La palabra ERE se ha convertido en una de las más comunes del vocabulario laboral de nuestro país, ya que debido a la coyuntura económica muchas empresas se han visto arrojadas al cierre. Un Expediente de Regulación de Empleo es un procedimiento a través del cual una empresa en una complicada situación económica consigue autorización estatal para realizar despedidos de forma colectiva. Así pues, a través de un ERE, las empresas obtienen el beneplácito para poder poner fin a las relaciones laborales, garantizando los derechos de los trabajadores.

¿Qué es una ERE de empresa?

A efectos prácticos un ERE es una herramienta a disposición de las empresas para gestionar las situaciones laborales con los miembros de la plantilla. Para ello deben existir situaciones de peso como una suspensión de empleo, despidos o reducción de la jornada que afecten a un determinado porcentaje de los trabajadores. Este mecanismo laboral está pensado para negocios que entren en crisis y que necesiten urgentemente una reducción de empleados.

Cabe mencionar que una empresa no puede presentar un ERE sin motivo aparente o cuando considera, ya que para poder hacerlo deben existir una serie de circunstancias. En este sentido, la empresa debe ser incapaz de hacer frente a los pagos y alegar causas técnicas, organizativas o de producción. Con ello, este procedimiento administrativo-laboral de carácter especial sirve para poder realizar despidos colectivos de una forma que no se pongan en peligro los derechos de la plantilla.

También se debe a la suspensión o extinción de la relación laboral por fuerza mayor o a la suspensión  de la relación laboral en base a criterios organizativos o técnicos. Asimismo, la extinción de la relación laboral por supresión de la personalidad jurídica del contratante también es motivo para realizar un ERE.

¿Qué tipos de ERE existen?

Cuando las cosas no van bien en una empresa, se pueden adoptar distintas medidas para reconducir la situación. Como hemos comentado anteriormente, despedir trabajadores, suspender  el trabajo durante un periodo de tiempo o reducir  las horas de la jornada laboral son las opciones y, en base a ello, existe un tipo de ERE:

  • ERE de extinción: más conocido como despido colectivo, que supone la finalización definitiva de la relación laboral entre empresa y parte de los trabajadores
  • ERE de suspensión: basado en establecer un nuevo calendario laboral a la totalidad de la plantilla o a un grupo de trabajadores. Se suspenden ciertos días de trabajo para poder hacer frente a los sueldos.
  • ERE de reducción de jornada: centrado en un calendario en el que se reducen las horas de la jornada laboral.

¿Cómo se hace un ERE en una empresa?

Para llevar a cabo un ERE en una empresa y los despidos colectivos que llevan aparejados, hay que seguir las siguientes pautas:

  • Despido de 10 trabajadores en las empresas que tengan menos de cien personas en plantilla.
  • Despido del 10% de trabajadores de la empresa en aquellas que cuenten entre 100 y 300 empleados.
  • Despido de 30 trabajadores en las empresas que superen los 300 empleados.

Cabe mencionar, que también se entiendo como despido colectivo la extinción de los contratos de trabajo que afecten a la totalidad de la plantilla, siempre que sea superior a cinco trabajadores.

No obstante, si en tu negocio las cosas no van bien y ves que la empresa empieza a hacer aguas, tenemos un equipo de expertos en RRHH dispuestos a trabajar y asesorarte para no acabar muriendo en un ERE. ¡Contacta con nosotros!.

Comparte esta noticia en tus redes sociales