La motivación, aspecto clave para destacar en tu trabajo

Publicado el 10 enero, 2018

Candidatos

Acudir todos los días a tu puesto con una sonrisa en la cara y un espíritu ganador es esencial para conseguir todas tus metas, ya que de la actitud depende gran parte de la consecución de los objetivos. Pero, a veces, no resulta fácil encontrar la motivación en el ámbito laboral. Bien sea por incompatibilidades con los compañeros, por falta de incentivos o por tareas aburridas, el día a día se puede convertir en un castigo si no se sabe sacar siempre la parte positiva.

La motivación es la capacidad de dirigir la conducta para conseguir unos objetivos determinados. Es el impulso interno que nos hace crecernos ante las adversidades y batallar hasta lograr aquello que nos proponemos. Cabe destacar que la confianza en uno mismo es clave para conseguir desarrollar la automotivación. Podríamos decir que la motivación es lo que nos hace levantarnos día tras día y salir a la calle a comernos el mundo.

En este sentido, cada vez más, las empresas buscan trabajadores que tengan ganas de exprimir sus ideas y conseguir ser los mejores en su puesto de trabajo. Contratar a personas motivadas en la función que van a desarrollar es esencial para asegurar el crecimiento de cualquier empresa. Creer en lo que se hace engrandece cualquier acción, por pequeña que sea. Por ello, desde Grupo Noa’s, como empresa experta en el sector de los RRHH, hoy te contamos una serie de trucos para motivarte en el trabajo y que nada ni nadie gasten tu energía.

Consejos para motivarte en tu empresa:

➼ Personaliza tu lugar de trabajo:

Nada como una foto con amigos o una postal que te traiga buenos recuerdos para arrancarte una sonrisa cuando nada sale como esperas. Coloca en tu mesa esa instantánea que tanto te gusta y cuando necesites una dosis extra de energía te bastará con echarle un ojo.

➼ Márcate objetivos propios:

Dentro de tu puesto de trabajo puedes marcarte una serie de logros para optimizar tus tareas y sentirte mucho más productivo. Crea una serie de metas y cada cierto tiempo revisa si las has cumplido. Todo ello ayudará a desarrollar al máximo tu talento.

➼ Haz balance de los pros y contras:

Si tu trabajo no te motiva lo suficiente, toma papel y bolígrafo y escribe las ventajas e inconvenientes que tienes. Haz balance y analiza si realmente te compensa. Seguro que encuentras algún aspecto por el que merece la pena seguir hacia adelante.

➼ Busca la parte positiva:

Aunque no encuentres diariamente la motivación suficiente, recuerda que eres afortunado por tener trabajo y cientos de personas que se encuentran en situación de desempleo pagarían por estar en tu lugar. Así que en los momentos que lo veas todo negro, busca la parte positiva y piensa que siempre hay alguien que está en peores condiciones que tú.

➼ Invierte en tu formación:

Es interesante invertir en cursos de formación y reciclaje profesional para evitar la sensación de estar estancado en un campo. Por ello, estate al tanto de los cursos profesionales que se imparten y encuentra aquellos monográficos que te resulten interesantes. Una vez haya concluido la formación, podrás aportar una nueva visión a tus tareas diarias.

➼ Propón nuevas iniciativas:

Otro aspecto para que nunca te falte el impulso laboral es proponer nuevas acciones, tareas o metas en tu empresa. No hace falta que sean grandes iniciativas, sino que sean propuestas que aporten valor y maximicen los efectos del trabajo diario. Tus jefes lo agradecerán porque siempre es positivo contar con trabajadores en plantilla que sumen al equipo.

➼ No tengas miedo a equivocarte:

Ser valiente y no tener miedo al fracaso es esencial para no perder nunca la motivación. Confía en tus aptitudes y no dejes que la inseguridad te frene a la hora de hacer tu trabajo. Piensa que si te equivocas, en esta vida, todo tiene solución.

Y, sobre todo, si no quieres que te falte la motivación en tu trabajo disfruta de todo aquello que haces, desde que entras por la puerta de la oficina hasta que te marchas a tu casa. Charla con tus compañeros, intercambia ideas y encuentra puntos en común. Siempre es bueno tener afinidad con los compañeros. Por ello, si sigues nuestros consejos, no te faltarán las ganas de acudir a tu puesto todos los días. ¿A qué esperas para empezar a automotivarte?

 

 

Comparte esta noticia en tus redes sociales